Chicas tira

Que preguntarle a un chico para conocerlo mas

calle aún le daba vueltas la cabeza. Un hombre extrovertido se sienta con las piernas separadas. Doña Ana enrojeció como una niña. que preguntarle a un chico para conocerlo mas Había soñado demasiadas veces en dar la noticia de su boda. Cualquier día, cuando abras la caja de los cigarros, la encontrarás llena de hojas de rosa secas. El hecho de que De Arco se casase con su niña era algo inmenso, una felicidad tan desorbitada, que casi no llegaba a abarcarla; pero sobre todo, y como algo más inmediato, sentía esta dulzura inaudita de estar compartiendo. La idea de De Arco como un elegante caballero derrochador, guapo, infiel a su mujer, con la que según supuso Alicia se había casado por interés, le llenaba la imaginación, indignándola o intrigándola. Era como si le estuviese abofeteando. Si Alicia no veía a su madre, doña Ana no hacía otra cosa que mirar a Alicia. Le parecía que en toda su vida no se había sentido tan feliz como esta noche. Alicia había escuchado en silencio, como si no fuera con ella esta conversación. Después de una pausa, Alicia dijo algo que sorprendió a De Arco: Le han interesado a usted mis confidencias acaso alguna vez? Contigo no se puede hablar. No le importó llorar abrazada. Les dije Bueno haga bien su trabajo y nada más. Robles presidió el entierro en nombre del jefe. De pronto grite: Ya Basta, ellos separaron sus bocas y me miraron sorprendido y asustados, sonreí al verles las caras y agregue: no me dejen por fuera, yo también quiero de lo que comen. Ella, en medio del duelo, sólo, había estado pendiente de una visita de De Arco. Alicia misma le abrió la puerta. Alex entro y me dijo, Tío fuimos al pueblo para dejarte descansar, espero que ya te sientas mejor, Mario hizo su entrada y dijo: Tío se que como debes sentirte, Alex y yo conversamos mucho sobre lo ocurrido. Conocía sus gestos, sus cansancios, su falta de interés por la vida, mucho más que la misma Alicia. Los ojos de Alicia resultaban casi siempre apagados. Estoy harta de que me espíes. Mire, en donde yo trabajo hay una pobre señorita que está histérica por algo parecido a lo de su hija, pero a ésta le da más trágico. Una pesadilla que años más tarde a De Arco se le repetía en sueños siempre que se sentía enfermo. Alicia no supo nunca que cuando unos días más tarde la señora de De Arco fue a la oficina, lo hizo solamente con la pura y simple curiosidad de verla. Un rato más tarde, en la cama, abrigadas las dos por la sábana y las mantas comunes, envueltas en la misma oscuridad, doña Ana se dio cuenta de que Alicia lloraba, como en los peores tiempos, procurando que ella no lo notase. Temió que su hija se hubiera vuelto chicas dos hermanas espagnoles loca. Tiene historias con otras mujeres?

0 pensamientos en “Que preguntarle a un chico para conocerlo mas”

Comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos requeridos están marcados *